Todos somos astronautas

Te busco caminando por el anillo de Saturno, te busco del otro lado de la luna y grito tu nombre esperando lo escuches más allá de donde llega el calor del sol. Te mandé una invitación por la corriente del cinturón de Orión, es sobre una cita en un café de Plutón, si, es fácil llegar, te dirán que es el satélite después de Neptuno, pero en realidad es un planeta, que no te engañen las apariencias, es más pequeño que la luna, allá no se ve el sol y hace tanto frío que el café se bebe mejor. Cuentan que los shots de vía láctea son los mejores del universo entero, que las estrellas fugaces se ven más lento, y que el principito suele ir de vez en cuando a embriagarse entre a platicas contando sobre como perdió una rosa. Me paso la vida brincando entre las nebulosas, buscándote como astro y otras como Estrella, me pregunto si viajas en nave o al borde de un cometa, me pregunto si estás en esta galaxia o en la que se encuentra doblando a la derecha, me pregunto si me buscas si también miras al cielo pidiendo un deseo. Aunque pasa el tiempo y a veces entre tanto cielo me siento tan pequeño, aún suelo recostarme al pie de Júpiter y ver la puesta de sol, preguntándome cuantos mas hay como yo; bailando entre constelaciones, sin música, solos, esperando que alguien llegue y baile con nosotros. Creo que al final, todos somos astronautas.

Un comentario sobre “Todos somos astronautas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s